7809 besos


Había perdido la kuenta...
de las veces ke me subí a los tejados...
esperando sentirme un pokito más cerka del cielo...

Había perdido la kuenta...
de las veces ke me arrojé al vacío...
para rekordar la experiencia del vuelo...

En esos momentos necesitaba...
antes ke kualkier otra kosa...
ke velases mi insomnio y extinguieras mi desazón...
sentir tu respiración en mi respiración...
el refugio de tu kuerpo junto al mío...

Pero hay necesidades ke no puden formularse...

Así ke adormecí mi hambre kon las notas musikales ke despedía tu voz en kada llamada...
exploraba tu músika al son ke esta me deskubria retazos de tu alma...
rellenando un lienzo en blanco con cada letra de tus mensajes...
reuní suficientes kolores para dibujar el puente de Triana...
y una sirena varada en las orillas del Guadalkivir...

Una noche...
me sorprendí apurando la última kalada de mis sueños...
y dibujando tu nombre en el humo...
mirando por las ventanas de mi alma...
y buskando la konstelación ke formase tus sílabas...

Porke komo todo el mundo sabe...
el deseo es explorador de mundos onírikos...
es hijo bastardo de la pobreza y la rikeza...
y me hacia guardar las noches en fraskos pekeños...
para embriagarme las mañanas kon su aroma...
para tener fuerzas suficientes...
y sakar tus sonrisas de paseo para ke deslumbrasen al Sol...

Sólo kiero ke sepas...
ke eres mi refugio, mi klave de fa, mi luz y mi estrella...
ke no kiero eskribir la kanción más hermosa del mundo...
porke ya la tengo al eskuchar tu voz...
mezklada kon los rayos de luz ke entran por la ventana kada mañana...

ke kiero memorizar uno a uno los lunares de tu kuerpo...
para ke si algún día me pierdo...
pueda enkontrar el kamino de regreso a kasa...

y kiero bañarme en esos dos pozos marrones...
ke me atraen hacia el fondo kon tanta fuerza...
ke no soy nadie para resistirme a ellos...
porke si los miro fijamente...
deskubro dos agujeros negros perdidos en mitad del universo...
donde soy arrastrado al interior sin kerer volver atrás...

Ambos sabemos ke el vacío en un korazón...
dejado por un amor extinto...
es el más profundo ke puede sentirse...

Sabemos ke la luz del día es akusadora de la konciencia...
y ke la oskuridad de la noche otorga la absolución...
a akellos korazones rendidos ante el olvido...

Y si algún día he de ir a la guerra...
la unika bandera ke defenderé...
será la de tu korazón...
pues no kiero más reino...
ke tu mera presencia...

No necesito ke me digan ke eres bella...
porke ya konozko el signifikado de la frase "un paraiso en la tierra"...

Nunka se deja de krecer...
nunka se deja de morir...
y si kieres ganar la partida...
primero has de aprender a jugar...

Es mejor preguntarse kuantas veces más tendrá ke morir la hermosa juventud?
o preguntarse kuantas veces más seguirá naciendo?

Sabes, ya no importa...
te tengo a tí...

y no necesito nada más.



******



Sirena del Guadalquivir

Kaminaba borracho por la orilla del Guadalkivir...
no sabía de donde venía, donde estaba ni a donde se dirigía...
hacia tanto tiempo ke habia perdido el kamino...
ke ya sólo se limitaba a vagar sin rumbo...
allí donde le llevasen sus lastimados pies...

En una mano, siempre, una botella de ron...
En la otra, siempre, un cigarro aliñado...

Era el uniko modo de krear barkos kon el humo danzante...
para poder eskapar navegando por los mares de la ebriedad...
de la isla de nada en la ke se habia konvertido su vida tiempo atras...

Siguio kaminando inmerso en sus pensamientos...
pero de repente la vio allí sentada...
una melena larga ke se mecía kon el viento...
una figura esbelta y bella ke parecía perdida en sus propios pensamientos...
pero, komo podía ser... le miraba? a él?

Sí, nadie más kaminaba en esos momentos por allí...

Sintió ke tenía ke hablarla antes de ke ella se fijase más en él y saliese korriendo...
kuanto más cerka se enkontraba más ganas tenía de abrazarla...
vió extrañado...
komo la bellisima figura esperaba a ke se acerkase kon una sonrisa en los labios...

Pero...
ke era lo ke veian sus ojos...
la figura no tenia piernas...
en su lugar...
una enorme cola de pez ke refulgia brillante a la luz de las farolas...

Era hermosa...
tan hermosa komo imaginaba ke sería la belleza unika de las diosas...

Ella le sonrió mostrando su dentadura perfecta...
y el turbado por la sonrisa más bonita ke había visto nunka...
sólo pudo desviar la mirada...

Entonces ella rió...
una risa suave y kalida, inocente...
ke atravesó sus oidos y le llegó hasta el korazón...

"ven" dijo ella...

Y él sólo pudo volver la kabeza prendado por esa voz...
su kuerpo se movía sólo...
su korazon bombeaba el alkohol de su sangre a 100 por hora...

Kería abrazarla...
kería besarla...
kería susurrarle al oído tantas kosas...

De repente se kedó paralizado...
komo podría...
ella era una dulce sirena...
él un harapiento mendigo...
se sintió tan diminuto, tan minuskulo...
ke por unos instantes kreyó desaparecer...

"ven" volvió a eskuchar...

Era una voz tan dulce, tan inocente...
y le pedía a él, sólo a él, ke se acerkase...
sólo podía ser un sueño...

se acerkó, hipnotizado por sus ojos, dos pozos marrones ke refulgian amor...
se acerkó, hipnotizado por su melena, larga y lisa komo el mar trankilo...
se acerkó, hipnotizado por su piel, ke parecía suave y atrayente...
se acerkó, hipnotizado por su boka, tenia unos labios kreados para besar...

se acerkó y ella le kogió de la mano...
le sonrió, le besó, le abrazó...
y él se dejó llevar en un abrazo úniko y eterno...
hasta el fondo del Guadalkivir.

******

FELICES 26 MI NIÑA

******



Keriendo(te)


Kiero memorizar uno a uno los lunares de tu kuerpo...
para ke si algún día me pierdo...
pueda enkontrar el kamino de regreso a kasa...

Kiero bañarme en esos dos pozos marrones...
ke me atraen hacia el fondo kon tanta fuerza...
ke no soy nadie para resistirme a ellos...

Kiero enrredarme en tu melena...
morir asfixiado por tus besos...
sentir siempre tu mano en mi korazón...
ke lo apriete kuando se pare...
ke lo akaricie kuando se sienta sólo...

Kiero anochecer entre tus piernas...
trasnochar en tu vientre...
amanecer en tu boka...
pasar el día vagando por tu espalda...
atardecer en tu mirada...
y volver a komenzar el día...

ke rutina tan ideal...

kiero una sonrisa...
una palabra...
un gesto...
kualkier kosa ke nazka en ti...
y kiero ke sientas...
ke esto no sólo son bonitas palabras para una linda flor...
solo hago bailar las palabras al son ke sale de mi korazón...

eres pura esencia ke se kuela por kada uno de mis sentidos...

devolviendome la sonrisa...
la energía...

Kontigo...
puedo ser simplemente yo.

******


Encendiendo(te)


Inexistiendo en una habitación llena de sombras...
donde las telarañas krecian en los rinkones...
para ke las estrellas se sentasen a mirar...
eskribia letras kargadas de oskuridad...
para ver si de ese modo konseguia vaciar mi alma...

No enkontraba solución a los enigmas...
ke se enredaban en mi garganta amenazando kon asfixiarme...
y kada noche las paredes menguaban...
haciendo más pekeña mi existencia...

Deskargaba mi rabia kon los lapices...
ke rasgaban el papel hasta hacerlo sangrar..
kon miles de trazos negros...
exos kon las lágrimas ke me ahogaban por dentro...

Sin ver un final a esa existencia en las tinieblas...
me resigné a flotar en ese inmenso mar de nada...
siempre a la deriva...
konsumiendome para sobrevivir...

Entonces fué kuando desperté...
necesitaba pararme a deskansar y observar...
el kamino elegido...
la gente eskogida...
romper las kadenas...
y volar...
sonreir...
respirar...

aún keda un poko más...
sólo un poko más...
estoy en el lugar a estar...
y la verdad está cerka...

lo presiento...

Eres mi refugio, mi klave de fa, mi luz y mi estrella...
porke voy a kerer eskribir la kanción más hermosa del mundo...
si ya la tengo al imaginar tu sonrisa...

mientras...
sonrio...
has devuelto el kolor a mis trazos...
y la luz a mis letras...
eres akello ke necesitaba...

el hada ke nace al encender el fuego de una vela...

No necesito nada más.

******


La margarita y el manzano


Una vez, existió una pekeña flor de jardín ke soñaba kon ser una margarita de radiantes petalos blankos y un korazon tan brillante y dorado komo el sol. El problema es ke allí donde vivia, no alkanzaban los rayos de luz, un enorme manzano, kubria todo kon su enorme sombra.

Aún así kon el paso del tiempo se hicieron buenos amigos. Pasaban los días hablando, riendo, por el día su kompañero le deskribia el kolor del cielo, las nubes, el sol y por las noches le kontaba komo eran las estrellas o la luna. Entonces al llegar el amanecer, kuando las ramas del manzano kedaban en silencio, y la pekeña flor kreia ke su amigo dormía, rompía a llorar y se formaban enormes gotas de rocío en sus pekeños petalos ke la hacian balancearse de pena.

Un día, sin previo aviso, el enorme arbol empezó a dejar kaer sus manzanas sobre las kabezas de los transeuntes ke pasaban por debajo. Despues de intentar deskubrir porke los frutos kaian sin estar maduros y no enkontrar una solución, decidieron ke era mejor talarlo.

El sol y los insectos hicieron el resto, la pekeña flor se transformó en una enorme, linda y maravillosa margarita. Y aún hoy, el arbol, transformado ya en papel, sonrie kon su dixa kada vez ke alguien dibuja una margarita sobre él. Sabe ke hizo lo korrecto.

*****

La amistad y el amor verdaderos, se pueden medir por los actos desinteresados ke te hacen realizar.

*****


Pink bullet


Una bala rosa...
ke disparada sin destino...
justo en el centro ha ido a dar.

*****


enamorar(te)


Petalos ke se abren...
y un aroma de flor de loto y agua...
ke viaja desde mi nariz...
hasta mi alma...

Palabras ke suenan a melodía...
la esencia músikal de un alma libre...
ke se kuela desde mis oidos...
hasta mi korazón...

Una sonrisa...
una mirada...
una piel blanka...
ke sin haber poseido...
ya exo en falta...

Busko en mis bolsillos los dados del destino...
y me deshago en jirones...
intentando enkontrar el hilo...
ke de sentido a mi vida...


El humo danzante envuelve tu esencia...
y regresas a mi lado...
para no marcharte...

Para kompartir una sonrisa...

ke dure 1000 noches...
y un amanecer.

Ke voy hacer si komienzas a tomar forma...
y ya no me konformo kon soñarte.


******


Love & Hate


No kiero encerrarme en un mausoleo...
donde se pudren los kadaveres de pasiones extintas...

No kiero ahogarme en mares de nada...
empujado hacia el fondo por kantos de sirenas ke no existen...

Kiero dejar de sentir nostalgia por akello ke nunka he poseido...
matar la hermosa juventud...
para ke kontinúe naciendo...
una y otra vez...

Mientras el dolor permanece akí...
eskondido...
tejiendo un entramado de preguntas sin respuesta...
ke amenaza kon asfixiar mi kordura...

Me duele el alma...
y me kema la piel...
y mientras la lluvia me kala hasta los versos...
intento volarme la tapa de los besos...
para dejar eskapar todos los ke guardaba para tí...
en un kuvo repleto de hielo...

Porke tal vez el Amor...
sea la ekuación perfecta...
por la ke el korazón se vence así mismo...
y si es así...
hace tiempo ke ganó la partida...

justo kuando yo la perdí...

No kiero llamar destino a la desidia..
no tengo ya lágrimas ke llorar...
ni sentimientos ke sentir...

Juntaré todo lo ke soy en una hoguera...
justo allí me kemaré hasta hacerme cenizas...
y flotando hacia lo más alto sin peso ke me arrastre...
tal vez pueda enkontrar una salida...

a este vacío inmenso.


******

YO ME KAIGO, YO ME LEVANTO.

******


Abrazar(te)


Y mientras arrojo mi humanidad por el desagüe...
decido ke el deseo no es más ke el hijo bastardo de la pobreza y la rikeza...
kapaz de darte y kitarte tanto...
ke nunka sale rentable...

Y entonces me doy kuenta de ke la arena no kae en mi reloj...
ke no respiro para no ahogarme...
ke duermo en el día...
para en las noches no rekordar tu voz...
ke derramo mis pinturas y el lienzo sigue en blanko...
ke kada vez ke me kruzo kon tus ojos...
se transforman en dos agujeros negros en mitad del universo...

Lo sé...
puede ke si me acerko demasiado...
me arrastren al interior sin opción de volver atrás...

Y para evitarlo pienso porke las otras...
no fueron kapaces de odiarme tanto para ser kapaces de llegar amarme...
y aunke sé ke no debo eskucharte...
tampoko kiero dejarme matar por kortesia...

Porke me ahogo en este mar de nada...
porke el aire a mi alrededor es una hiedra ke amenaza kon asfixiarme...
si tu no estas para aliviarme...

Sólo kiero ke nos abracemos allí donde se ve a la luna nacer...
mientras el cielo y las estrellas se sientan a mirar.

*******


Respirar(te)

Mientras no respire...
la arena no kaerá en mi reloj..
aunke las pinturas se derramen y el lienzo siga en blanko...
seguiré dibujando tu nombre en la arena...
perpetuo...
sin viento ni tiempo ke lo emborrone...

Dormiré en el día...
para en la noche rekordar tu voz...

y así rehuir del otoño perpetuo de mi korazón...
dejando de sentir nostalgia de akello ke no he poseido...
arrankandome las espinas...
para simplemente dejar de sentir...
ke podrias haber sido mi aire...
y te konvertiste en mi asfixia...

Y ahora no puedo salir a la kalle sin mi maskara de gas...
para evitar kontaminarme del kalor de los demás...
y derramar sangre komo rios karmesí...
hasta inhundar por kompleto al mundo los pulmones...

Intentaré no respirar...
porke me sobra el aire...

Intentaré no respirar...
para no llenar el mar de dolor...

Intentaré no respirar...

"Y si no respiro...
será sólo por no ahogarme."


*****


Le fruit des anges


Ke estalle todo...
Ke estallemos todos...
Y se akabaron los problemas...

Las dudas, las esperanzas, los konflictos...
ni fronteras...
ni guerras...
ni lágrimas...
ni sonrisas...

Ké de todo esto necesitamos en realidad para sobrevivir?????

Estoy kansado...
kansado de mirar de lo ke soy kapaz...
de lo ke somos kapaces...
y de alegrarme por ello...

Kuando en realidad siento ke no nos sirve para nada...
tan sólo para vaciarnos...
tan sólo para ke nos krezka el ego...
kuando yo lo uniko ke kiero ke me krezka es el korazón...

Y parece ke he nacido sólo para esto...
para ser grande...
tan grande...
ke nadie pueda kompartir konmigo ningun espacio limitado por 4 paredes...
y digo parece...
porke en realidad yo me veo minúskulo...
tan insignifikante ke tampoco nadie se fija en mi...

Aunke me digan "ke grande eres"...
Aunke me digan "ke genial eres"...
Aunke me digan "me enkanta lo ke haces"...

Algo falla en lo más profundo de mí...
en mis genes...
en mi kímika...

esa ke hace ke los deseos biologikos...
se despierten en los ke nos rodean...


Y me pregunto ke pasaría si vuelvo a cerrar la olla...
y dejo la valvula de eskape dentro...

Porke kiero.

Porke tal vez de ese modo...
konsiga pintar de un kolor atractivo las paredes de mi kuarto...
kuando por fin estalle...

Literalmente.

Sabeis ke?
A la mierda...

Tras el fuego... sólo kedan las cenizas... sólo cenizas.

Y esto no es más ke polvo...
y en kuanto sople el viento kambiará de forma...
y dejará de existir...


komo tú...
komo yo...

komo nosotros.


******


Luna


Desde ke llueve a puerta cerrada...
mi korazón y mi razón...
duermen en kamas separadas...

Y no es ke no se kieran...
es ke komprenden ke si yacen juntos...
la luna no dormirá...
se sentará en la ventana a mirar...
hasta ke llegue la luz de la mañana...

Y akostumbrada a la noche...
el Sol despistado del amanecer la cegará...
dejandola sin saber kien prepara las tostadas...
y kien se sienta a leer el periodiko de la mañana...

Por eso se aleja solitaria kada noche...

inundando el mundo de pena...

preferiría kedarse ciega...
a dejarme sólo en mi eterna kondena.

******


Piensa(te)


Si te asusta el universo en su infinitud...
Si te asusta el mundo en su magnitud...
Si te asusta el ser humano en su actitud...

Intenta sentirte...
Intenta pensarte...
Intenta komprenderte...

Ke no hay nada más grande ke tu mente...
nada más libre ke tu alma...
nada más fuerte ke tu korazón.

Mantente en pie...
Aunke tu espiritu esté de rodillas.

******


Kedate konmigo...



Y ké si digo ke kiero morir entre tus brazos...
si grito ke desespero sin tus labios...
si ya no sé ni lo ke eskribo...
si me arrojo a tus pies komo un perro malherido...
si ahora mismo sólo deseo ke esta agonia sea de muerte...
para ver por ultimo komo sonries...
mientras me desangro por kererte...
por no tenerte...
por estar harto de estrellar besos en mis versos...
de desperdiciar karicias en mis lineas...
y lágrimas en mil vidas...
por no ser kapaz de konkistarte...
por otra noche desearte...
y por no konseguir besarte...

arte, arte, ARTE!!!
arte ke se transforma en desesperación...
rasgar el papel en vez de la piel...
matar el tiempo en vez del corazón...
y kon razón o sin ella...
volver a eskribir estas letras...
disparar mil balas perdidas...
mientras mis palabras sorprendidas...
una y otra vez kada noche...
vacian mi alma en el papel.

kedate konmigo...
bailemos el vals de los extintos.

******


Tan trankilo...


Kuando espekulamos sobre la vida y el destino del hombre...

no nos perkatamos de ke la naturaleza ya nos ha instruido lo suficiente en estos pensamientos...

Es ella misma la ke nos advierte de la konsekución de nuestras metas a través de la alegría...
Es ella misma la ke nos regala el placer mientras realizamos los actos ke nos llevan hacia esos objetivos...

Por poner unos ejemplos simples...
Todos sabemos ke el placer de komer no es haber komido, sino estar komiendo...
o ke el placer del orgasmo no es haberlo tenido, sino estar teniendolo...

Si sumamos este exo, al exo de ke el ser humano es cikliko...
Nos enkontramos ke donde hay alegría precedida por el placer, hay "kreación" y ke kuanto más rika es la "kreación", mayor es la alegría y mayor es el placer precedido a esta...

De ese modo...

El placer de la vida no es haberla vivido, sino estar viviendola...
y el destino final del hombre, es la alegría de haberla vivido "kreando" (en kualkiera de sus signifikados)


*****

Damn!!!



Me sorprendí...

Apurando la última kalada y dibujando tu nombre en el humo...
Aún a sabiendas de ke no lo verias...

Mirando por la ventana y buskando la konstelación ke formase tus sílabas...
Aún a sabiendas de ke tú no buskarias las mías...

Soñando y buskandote en un mundo de plomo fundido...
Aún a sabiendas de ke no te enkontraría...

Despertando y konstatando ke el deseo es explorador de mundos onírikos...
Aún a sabiendas de ke es hijo bastardo de la pobreza y la rikeza.

Me sorprendí tanto...
ke aún hoy sangran mis letras de tanta sorpresa.

******



Desayunando(te)


Y mientras las kalles kobran vida...
y nosotros apagamos las luces de nuestra konciencia...
me dí kuenta de ke anoche deskubrí...
ke mi komienzo esta entre tus dedos...
y mi final entre tus labios...
deskubrí ke he pasado los últimos tiempos...
esperando un soplo de viento ke me arrojase al vacío...
sólo para sentir el aire en mi rostro en el descenso...
sólo para rekordar lo ke se siente volando a ras de suelo.

Deskubrí...

al final y despues de todo...
ke sólo deseo ke esta racha de viento no me haga estrellar de nuevo.

******


Necesitando(te)



Tal vez hasta vosotros también llegue el rumor de mis pensamientos...

tal vez, pues hacen tanto ruido aki dentro...
komo el piar de un konklave de kuervos hambrientos...

Me he desecho en jirones intentando enkontrar el hilo ke de sentido a mi vida...
y no lo he enkontrado...

He estallado en pedazos y komo la metralla ke sale disparada sin destino aparente...

estoy extraviado...

En este preciso instante...

necesito...
antes ke kualkier otra kosa...

Ke veles mi insomnio y extingas mi desazón...
necesito sentir tu respiración en mi respiración...
necesito el refugio de tu kuerpo junto al mío...
necesito besar tu nuka kon la sed ke invade...
a un extraviado en el desierto...
necesito abrazarte allí donde la vigilia da paso a los sueños...
mientras la luna se sienta a mirar...


pero hay necesidades ke no pueden formularse...

Sobre todo si no tienes kien las eskuche.

******

Thievery corporation - Beautiful drug



El papel sangra


Las lágrimas golpean el papel kon fuerza...

komo si kada una de ellas estuviese kargada de tanta rabia...
ke su simple existencia...

hiciese al mundo envilecerse...


Las notas de una músika ke pretende ser relajante...

martillean los timpanos komo 1000 kañones en una batalla...


Y mientras un trazo kería dibujar una línea...
ke separase las sonrisas del dolor...


el lápiz rasga el lienzo...

y el papel sangra...


el papel sangra.

******

Blue foundation - Shine


Humanos


Siempre sentimos nostalgia de akello ke nunka hemos poseido...
y rekurrimos así al olvido komo herramienta...
para extirparnos el dolor ke subyace bajo nuestras sonrisas...

Añoramos un estado de ingenuidad anterior...
un remanso trankilo en este descenso por el río de la vida..
para evitar ke nuestros pensamientos se sucedan de un modo kaotiko...
para evitar ke kada pensamiento anule el anterior y haga imposible el siguiente...
y no nos damos kuenta de ke ese remanso ya no existe...
porke el hombre lo ha borrado kon sus armas, sus ciudades y su ambición...

Gracias a nuestro komportamiento...
hemos konvertido nuestra vida...
en un descenso por un río artificial...
rodeados por toneladas de hormigón...
ke se mezklan kon toneladas de egoismo, tristeza y soledad...
kaminamos por la kalle y no nos damos kuenta de ke "Yo es otro"...
y observamos komo nuestra humanidad se va por el desagüe...
sin ke nadie hagamos nada por remediarlo...

Nos sentimos dueños de todo y de todos y aún así ausentes...
komo si ese todo nos perteneciese por derecho y no necesitase nuestra atención...

Debe ser porke es el úniko modo ke tenemos...
para llegar a sentirnos komo estrellas en lo alto del firmamento...
sin perkatarnos de ke ellas si pueden darse el lujo de permanecer ausentes...
pues seguiran brillando aún kuando nosotros dejemos de existir...

Merecemos un kastigo por lo ke hemos exo...
y si el universo no nos lo impone...
tendremos ke hacerlo nosotros mismos...

La brutalidad no se krea ni se destruye, sólo se transforma...

Los humanos, enkarnamos una de esas fases.

******


imaginar(te)


Dicen ke los ojos son las ventanas del alma...

ke si los observas pacientemente puedes ver más allá de las miradas hasta ver los sentimientos ke fluyen atraves de ellos...
komo el agua fluye natural río abajo por la ladera de una motaña...

Y se, por los cientos de veces ke tuve ke eskucharlo...
ke hubo un tiempo en ke los míos...
no transmitian absolutamente nada...
eran fríos y parecian perdidos...
mientras observaba el mundo kon pupilas vacías...
y me arrastrarba por la existencia komo un muñeko de trapo...

Por fín he estirpado esa gota de asfalto inherte de ellos...
he reaprendido a sentir pues es imposible olvidar lo ke aprendes por inercia...
y de ese modo...
vuelven a ser inecesarias las palabras kon ciertas personas...
porke son kapaces de ver...
komo mis ojos kambian de kolor komo los sentimientos ke hay en mi interior...
miran mi mirada y kon la suya me preguntan...

Por fín vuelves a soñar despierto?

a lo ke respondo kon lágrimas ke brotan de mi alma...
y kada una es un sí...
ke ha estado atrapado durante años...


******


Mirar(te)

Mis pies avanzan uno detras de otro sin saber ke kamino han elegido...
sabiendo ke una buena vida se deskribe kon palabras rectas...
aunke para komprenderla haya ke eskribirlas en renglones torcidos...
sabiendo ke necesito sentir una mano abrazando la mía...
mientras kamino por un mundo ke a primera vista parece vacío...

Saber esto es suficiente...
suficiente para atreverme a kaminar sólo y vagar sin rumbo...
konformandome kon enkontrar algo bonito entre el humo ke adormece mis noches...

Porke a oskuras y en silencio...
kuando el olor a goma kemada se mezkla kon mis pensamientos...
es kuando el dulce humo danzante envuelve kon más fuerza tu esencia...
para traerla junto a mi...
para embriagarme de ti...

y dejo ke mi korazón te rekuerde...
ke se sumerja en un mundo de plomo fundido...
donde la tierra esta bañada por una luz nocturna...
donde sólo existe tu esencia...

y me obligo sólo a rekordar tus pies deskalzos kaminando hacia mi...
tu dulce voz akariciando mi alma kon kada palabra...
el tacto de tu pelo laceo, negro...
komo ese frenazo en el asfalto de mis sueños ke enkarnas...

oskura, imborrable, kaliente...

porke no importa ke beba de tus palabras para kalmar mi sed...
ke siga tus huellas por la posibilidad de kruzarme kontigo...
ke te observe, sintiendo komo te toko a traves de la mirada...
no importa ke kiera abrazarte, besarte...
sentirte mientras tus notas bailan al kompas de nuestras sonrisas...
mientras duermes...
o tal vez mientras mi lapiz dibuja tu nombre...
no importa...
porke se ke no he de komportarme komo un mendigo...
suplikando por unas migajas de amor ke no es el mío...
no importa...
porke me basta kon ke esta noche...
vuelva a poder mirarte.

sentarme...
y mirarte...

no necesito nada más si tú no me lo kieres dar...


******


...



No importan las noches en vela.
No importan los demonios.
Ni importan las lagrimas.

Importa sentirse.

Sobrevivir.

Una sonrisa.

La tuya.

******



Los sueños, sueños son?


Solamente silencio a lo largo del kamino...
porke no fui kapaz de imaginar una vida sin ti...
aún kuando ni tan sikiera la había vivido kontigo...

Un final son muchos inicios...
y un komienzo sólo tiene un final...
elegimos, decidimos y sentimos...
mientras perdemos pedazos por el kamino.

Sin vivir, ni imaginar...
sin sonreir y sin llorar...
vivo la vida sin mí, pero konmigo...
y así perduraré hasta el komienzo...
Donde nos enkontremos...

Eres akel pedazo ke perdí sin haber konocido mi voz dentro de la tuya...
esa oportunidad para huir ke kizá perdí...
y por eso has vuelto dulcemente...
komo el olor de las rosas blankas en el okaso...
has vuelto...

Porke no kiero morir de nostalgia por algo ke no viviré...
kiero mirarte komo kuando no eras para mí...
akariciar tu piel komo en mis sueños...
y besar tu korazón...
dejar despejada tu nuka...
y besarte kon desmesurada fuerza...
ahí, exactamente ahí...
hasta saborear la sal de tu piel...

Sientes lo ke kiero?
Sólo kiero hacer algo bonito...

Kiero hacer de la realidad kontigo, un sueño.

******


Allí donde sólo quedan los sueños


Él,
acarició su lacia y oscura melena pasando sus dedos entre los mechones, lentamente. Repitió el movimiento en varias ocasiones mientras ella dormía, mientras la observaba desde la cabecera de la cama, mientras poseía su imagen y la gravaba a fuego en su memoria, y en su corazón.

Se inclinó sobre ella y olió su melena, tenía un olor extraño, como a jazmín y flor de almendro, experimentó como si un enorme agujero negro arrastrase su percepción hasta cada una de las fibras de su pelo, donde se imaginó atado eternamente.

Y pensó que sería una dulce prisión donde cumplir condena.

Su único delito era amarla de una manera enfermiza, hasta el punto de querer consumir su esencia para hacerla suya. Quería emborracharse de ella, apurar la botella hasta no dejar ni una sola gota. Pero sabía que era un licor extinto, que debía racionarlo para que el placer de probarlo durase para siempre.

Cuando apartó el rostro de ella, el sueño, pareció querer abandonarla, como si las ansias de él por poseerla, hubiesen atentado contra sus cimientos y le hubiese echo salir huyendo de allí. Todo en la habitación se congeló cuando se movió, incluso hubo varios segundos en los que él ni siquiera respiró. Cuando el completo silencio hizo de la estancia su trinchera, el sueño regresó como un barco regresa a puerto guiado por un faro en noche de tormenta. Con precaución pero sin demora.

Se quedó allí, observándola, durante toda la noche. Memorizando cada expresión de su rostro dormido, cada milímetro de su piel que se dejaba ver entre las sabanas. Imaginó como sería besar sus labios, arañar su piel, saborearla. Pensó en como se sentiría estando dentro de ella, y no pudo evitar una fuerte erección cada vez que sus pensamientos se dirigían por los caminos del placer.

Cuando los primeros rayos de sol comenzaron a colarse por la ventana, decidió que ya era hora de marcharse. Acarició de nuevo su cabeza y olió su pelo aspirando tan fuerte, que el aroma le dolió como si le hubiesen aguijoneado el alma, después, depositando un beso imperceptible sobre su frente, dejó una flor y un papel doblado con forma de pajarita sobre la mesilla de noche.

Ella, se despertó bien entrada la mañana y se sorprendió al ver una rosa blanca y una pajarita de papel con algo escrito.

“Soñar(te) es mi única salida, pues nunca conseguiré hacer mío tu paraíso en ruinas”

******

El Kuarto Oskuro

Conducía el vehículo por las calles solitarias de la ciudad. Minutos antes, al concluir su jornada en el viejo almacén de repuestos para camiones, había comprado un regalo a su hija con motivo de su cumpleaños. Sonrió e imaginó la cara de la muchacha al recibirlo, y le estremeció un escalofrío de satisfacción que le llevó a pisar más el acelerador. Atravesó el cruce del ayuntamiento y posó su mirada en la línea continua de la carretera, mientras tarareaba los segundos que pasaban parpadeantes en el reloj del salpicadero. Se llevó a la boca un cigarro que llevaba suelto en su bolsillo de la camisa, lo encendió y aspiró el delicioso humo cargado de nicotina y alquitrán justo cuando doblaba la esquina antes de enfilar los últimos 500 m hasta su casa.

Aparcó sobre la acera, frente al garaje, apagó el motor y descendió sonriente del coche. No se molestó en echar la llave, nunca lo hacía. Recogió una pequeña bolsa del maletero y se dirigió con paso alegre hacia el porche. Apagó el cigarrillo en la tierra de una maceta que pendía junto al marco de la puerta mientras introducía la llave en la cerradura.

Ya estoy aquí, dijo cuando depositó las llaves sobre el mueble de la entrada. Se descalzó y subió las escaleras hacia las habitaciones. Mientras ascendía observó como los últimos rayos de luz del atardecer se colaban por el ventanal del salón y se proyectaban sobre la chimenea y la pequeña mesita, repleta de marcos con fotos que mostraban la vida de una niña de piel pálida, ojos marrones y larga melena azabache, desde su nacimiento hasta su infancia. La escena se le antojó tan bella, que no pudo evitar que una lágrima le resbalase por su sonriente mejilla.

Cuando alcanzó el piso superior se detuvo frente a la primera puerta que había nada más desembarcar de la escalera, posó su oído sobre la fría madera de imitación a roble y escuchó. Al otro lado se oía una respiración pausada y profunda. Sonriendo, decidió primero cambiarse de ropa y después dar el regalo a su pequeña.

Dejó la bolsa junto a la puerta y fue a su dormitorio, abrió el armario empotrado y comenzó a desnudarse, se veía en el espejo y pensaba en su apariencia cuando aún era joven, cuando esas horribles, y lo peor de todo, aún diminutas arrugas no plagaban su piel, cuando sus músculos bien tonificados y su piel tersa, habían conquistado a la que hasta hace unos meses, había sido su esposa. Sin darse a penas cuenta se vio ataviado con unos cómodos pantalones cortos y una camiseta blanca de algodón como los que usaba cuando era joven. Sonreía.

Salió del dormitorio y recogió la bolsa mientras abría la puerta de la habitación. Sobre la cama, se encontraba ella, tumbada de lado, con su pelo negro suelto sobre la almohada, sus ojos cerrados y su cabeza recostada sobre su mano.

Él posó enseguida su mirada sobre la silueta de la muchacha, mientras sus ojos se acostumbraban a la profunda oscuridad reinante en el cuarto. Cerró tras él y se dirigió a los pies de la cama, donde la observó largo tiempo, así, en plena oscuridad, poseyendo su alma inconsciente y haciéndola suya con la mirada. Hasta que posó sus manos sobre los pies de la niña y los acarició lentamente.

Como sacudida por una descarga eléctrica la chica abrió los ojos mientras encogía las piernas con tal fuerza que parecieron cepos de caza activados por algún depredador desprevenido.

Tranquila, soy yo, escuchó mientras unos pasos se acercaban por el lateral de su cama. Sacudiéndose el sopor, reconoció la voz de su padre al segundo intento. Hoy es tu cumpleaños y quiero hacerte un regalo muy especial. El plástico de la bolsa hizo un sonido sordo al caer al suelo y casi en el mismo instante, notó como algo rodeaba sus manos y las aprisionaba con fuerza.

No hizo ningún esfuerzo, no luchó por zafarse de la presa, dejó que el cepo se cerrase entorno a sus manos como si fuesen inocentes animalito pillados desprevenidos por un incansable cazador experimentado.

Y le dejó hacer, como tantas otras noches. Se dejó abandonada en ese cuarto oscuro y asfixiante como tantas otras veces.

No lloró. No habló. No sintió.

Pero cuando ese cuerpo sudado y de olor rancio, cuando ese cuerpo que ya se había acostumbrado a sentir dentro de ella se retiró dejándola desnuda sobra la cama, maniatada y sucia. Sonrió. Porque mientras su cuerpo había sido ultrajado como tantas otras veces, en esta ocasión su padre le había hecho un verdadero regalo, le había regalado un sueño.

Y en ese sueño aparecían, su padre, una cerilla, y un bidón de gasolina.

Ese sería el mejor regalo de su 14º cumpleaños.


*****


San Esteban del Valle


Un Lunes kualkiera...

trabajando a 200 km...
de la bulliciosa y estresante Madrid...

Las vistas desde la obra

Calzada Romana

Monumento Falange

Monumento Falange y vistas

A contra luz

Cruz brillante

¿Golondrina?

Flor de almendro

Moi, to tirao al solecito

Disfrutando de la nieve


******

Lo esencial en la vida no se ve, tan sólo se siente.


******

Olvidar


Me ahogo en el mar de nada en ke se konvirtió mi alma desde ke abandoné el kamino...
sintiendo nostalgia de akello ke nunka he poseido...
mientras mis lágrimas se transforman...
en rios fluyendo montaña abajo hasta vaciarse...

Es entonces kuando rekuerdo lo ke dijo alguien una vez:
No te dejes matar por kortesía...
Y ke yo interpreté...
Ama kon kompasión y respeto...

Kizá el amor no sea sino el espejismo de audacia y fortaleza...
ke da la oportunidad a la unión de varias debilidades...
o kizá sea el arte ke konvierte las disonancias en akordes...
el lazo entre un milagro y un kataklismo...
o la kuerda entre instinto y energía intelectual...

pero el olvido...
despues de todo...
es una malversación necesaria del pasado...
pues una mirada ke ha abrevado en los pozos del horror...
no puede enkontrar reposo si no es en los pozos insondables del olvido...

aunke a veces intentarlo sea komo intentar poner puertas al kampo...

aunke hagas del silencio tu trinchera...
kerrás decir kon voz muy klara...
ke los hombres llaman destino a akello ke les sucede kuando pierden las fuerzas para luchar...
y a la esperanza esa pekeña luz ke se enciende en la oskuridad del miedo y la derrota...
haciendonos kreer ke hay una salida...

Porke añorarás un estado de ingenuidad anterior...
kuando no konocías las okurrencias vengativas del odio...
ni la imaginación fertil de los celos...
ni la elokuencia de la furia...
ni las ideas amables del amor...

kuando no sabías lo ke era sentir la mayor y peor de las supersticiones...
amar sabiendo ke a nadie le es otorgado tanta belleza...
sin pagar nada a kambio...

Tarde o temprano llega la hora de saldar kuentas...
Es otra verdad innegable de la vida...

Ahora me toka pagar alto precio por un amor ke hipoteké...
sin tan sikiera mirar los intereses...
aún hoy intento no olvidar los rekuerdos...
pues no kieror morir por kortersía...
y esos rekuerdos ke no keremos olvidar...
forman una hoguera en lo más profundo del korazón...

Allí, exactamente allí...
komo beso pasional ke buska desesperadamente la nuka del amante...
dejo ke se keme mi alma...
para ke se haga cenizas junto a los rekuerdos...
y de ese modo se hagan uno entre las nubes del cielo...
dejando hueco a los rekuerdos ke kedan por venir.

******

Boogieman


Lamentos


Y debo konformarme...

kon imaginar tus labios...
tu lengua...
el olor de tu pelo...
el sabor de tu piel...
las kurvas de tu kuerpo...

Y tus ojos fijos en los mios...
mientras nos hacemos uno.

******

Largo Lamento


No rechaces los sueños por ser sueños.
Todos los sueños pueden
ser realidad, si el sueño no se acaba.
La realidad es un sueño. Si soñamos
que la piedra es la piedra, eso es la piedra.
Lo que corre en los ríos no es un agua,
es un soñar, el agua, cristalino.
La realidad disfraza
su propio sueño, y dice:
«Yo soy el sol, los cielos, el amor».
Pero nunca se va, nunca se pasa,
si fingimos creer que es más que un sueño.
Y vivimos soñándola. Soñar
es el modo que el alma
tiene para que nunca se le escape
lo que se escaparía si dejamos
de soñar que es verdad lo que no existe.
Sólo muere
un amor que ha dejado de soñarse
hecho materia y que se busca en tierra.

(Largo Lamento) Pedro Salinas

******


Dislike

Hay un placer eskondido en la humillación...

Sólo kuando pruebas el sabor de la humillación...
llegas a konocer la imagen perfecta de la belleza...

kuando alguien te hace llegar a saber kuan frágil es la kaskara ke te envuelve...
y la estructura de sentimientos ke la sostiene...
kuando todo se desmorona en tu interior...
y tu exterior se retuerce en espasmos de kompasión...
kuando el miedo se apodera de kada uno de tus múskulos y tus palabras...
instaurandose komo tirano de sentimientos y sensaciones...

Sólo en ese momento se llega a konocer...
la relación entre humano e inhumano...

kuando saboreas tus miserias...
kuando alkanzas el límite de tus fuerzas...
kuando komprendes el signifikado de la naturaleza humana...

y dentro de tí krece un sentimiento de repugnancia...

de ganas de huir...
de eskonderte...

Es entonces kuando has de disfrutar de la ola de placer...

el placer de arrojarte, de luchar...
el placer de no transformarte en lo ke ya konoces de cerka...
el placer de huir de los sentimientos y sensaciones ke has sentido...
el placer de alejarte del mal y acerkarte al bien...
el placer de luchar por alkanzar esa belleza ke se te apareció...
en los peores y ansisos momentos...

el placer de konocer el kamino ke no has de tomar.

******

The crawl


Y ké si digo ke kiero morir entre tus brazos...

si grito ke desespero sin tus labios...
si ya no sé ni lo ke eskribo...
si me arrojo a tus pies komo un perro malherido...

Sólo deseo ke esta agonia sea de muerte...
para ver por ultimo komo sonries mientras me desangro por kererte...
por no tenerte...

por estar harto de estrellar besos en mis versos...
de desperdiciar karicias en mis lineas...
y lágrimas en mil vidas...

porke me desprecio...
por no ser kapaz de olvidarte...
por otra noche desearte...
y por no konseguir llegar a odiarte...

arte, arte, ARTE!!!
para algunos esto es arte...
los sabios sabran ke es desesperación...
rasgar el papel en vez de la piel...
matar el tiempo en vez del corazón...

y kon razón o sin ella...
volver a eskribir estas letras...
una y otra vez kada noche...
vaciando mi alma en el papel...

Y ké si digo ke kiero morir entre tus brazos...
si grito ke desespero sin tus labios...
si ya no sé ni lo ke eskribo...
si me arrojo a tus pies komo un perro malherido...

Y KÉ!!!!

y ké si klaudiko...

y ké si klaudiko...


******


Kise kambiar el mundo...

Ahora, sólo intento ke el mundo no me kambie a mi